Banco del Tiempo

Banco del Tiempo del colegio Jesús-María.

El "Banco del Tiempo J-M" cierra sus puertas físicas pero continúa aquí, virtualmente, no para realizar intercambios, pero sí para inspirar nuevas actividades o para ser retomado en el futuro. Agradecemos el trabajo y el empeño de los profesores, alumnos, padres y personal no docente del centro que han participado en él.

Dejamos el resto de la página intacta, como material de trabajo para futuras tareas.


-      -      -      -      -      -      -      -      -      -



Bienvenido a la página del Banco del Tiempo del Colegio Jesús-María (C/García Noblejas, nº 68, Madrid). Estás invitado a participar en él, pero antes : 1) ¿sabes qué es un banco del tiempo? 2) ¿sabes cómo apuntarte?.

¿Qué es un Banco del Tiempo?

Un Banco del Tiempo es un modo de intercambiar servicios (algo que necesitas de los demás o algo que puedes ofrecerles) sin usar dinero, sino cheques de tiempo. El siguiente video te lo explica con claridad:




¿Dónde puedo encontrar un Banco del Tiempo?

Puedes encontrarlo en tu junta de distrito, o en internet. Pero tienes un Banco del Tiempo en el colegio Jesús María. Aquí tienes la lista de servicios ofrecidos y solicitados actualmente en el colegio:





¿Cómo puedo participar en un Banco del Tiempo?

Poniéndote en contacto con ellos mediante sus correos electrónicos o visitando sus oficinas. Si quieres participar en el Banco del Tiempo del colegio Jesús-María ponte en contacto con  tu tutor, con el profesor de Filosofía o visita la oficia del Banco del Tiempo del colegio. Se abre los miércoles, de 14:10 a 14:30 en el despacho de Pastoral junto a Administración (cerca de la Sala de Profesores).


Un ejemplo real.

Imagina que un sábado sales con tu bicicleta y se pincha la rueda delantera. Puedes arreglarla de un modo muy especial: llamas a un socio del Banco del Tiempo que repare bicis. Quedas con él y revisa la rueda, los frenos, y la cadena. Terminado el trabajo le entregas no un euro, ni diez, ni veinte, sino un “cheque “ de tiempo por valor de una hora. Con ese cheque él puede acudir a cualquier otro socio del Banco del tiempo y solicitar algún servicio que dure también una hora de tiempo. Puede ser una clase de inglés, o de sevillanas, o de cocina... La lista de servicios es enorme. Como puedes comprobar, no se intercambian servicios por dinero, sino por tiempo.